domingo, abril 2, 2023
More

    OPRAH WINFREY

    Su carisma, nobleza y su poder de superar cualquier adversidad son las razones por las que en este mes queda a la perfección como una de las mejores inspiraciones. Su vida no siempre fue de color rosa, sin embargo, la fuerza que la caracteriza la ha guiado al sendero del éxito. Oprah Winfrey es la presentadora más vista en la televisión, una de las mujeres más influyentes y líderes de opinión, y la primera mujer en la historia en poseer y producir su propio programa de entrevistas en los Estados Unidos. La multimillonaria filántropa nos ha atrapado con su extrovertida y empática personalidad, al igual que por su manera de llevar a la cúspide su carrera profesional.

    Oprah Gail Winfrey nació el 29 de enero de 1954 en Kosciusko, Mississippi. Sus padres, Vernita Lee y Vernon Winfrey, se separaron poco tiempo después de su nacimiento, dejándola al cuidado de su abuela materna, quien, a pesar de vivir en una granja alejada de los lujos, le enseñó a leer desde muy temprana edad, logrando que Oprah con sólo tres años ya recitara poemas y versículos de la Biblia en las iglesias locales. Tiempo después tuvo que mudarse a Milwaukee para estar con su madre que había encontrado trabajo como empleada doméstica. Desafortunadamente, en los largos días en que su madre estaba ausente, Oprah fue abusada por personas cercanas. Un abuso que duró desde los 9 hasta los 13 años de edad. Se vio tan afectada emocionalmente y confundida que se volvió una persona inestable en sus relaciones personales, quedando embarazada a los 14 años, de un bebé que falleció por haber nacido prematuramente. Sintiéndose insegura e infeliz, le pidió a su padre que le permitiera mudarse con él, quien, a pesar de haber sido muy estricto con ella, lo considera como “el hombre que le salvó la vida”, pues le dedicó el tiempo necesario para impulsar su educación. Luego de una adolescencia problemática, Winfrey comenzaba a “florecer” de nuevo, destacando como una excelente estudiante ganando premios por oratoria y recitación dramática. Incluso obtuvo una beca completa para la Universidad Estatal de Tennessee, por ganar un concurso de oratoria del Elks Club.

    A los 17 años, Oprah fue coronada como Miss Black Tennessee, y se le ofreció trabajo en WVOL, una estación de radio que sirve a la comunidad afroamericana en Nashville. Comenzó leyendo los noticieros de la tarde, pero fue suficiente para comenzar a descubrir sus habilidades en comunicación. Una vez ingresando a la Universidad Estatal de Tennessee, donde estudiaba comunicación oral y artes escénicas, continuó trabajando en WVOL, para posteriormente aceptar una oferta de trabajo en Columbia Broadcasting System como reportera y presentadora. Había descubierto su talento nato, así que decidió dejar la universidad para mudarse a Baltimore y unirse a WJZ-TV News como copresentadora de People Are Talking. Su valiosa presencia en el programa de televisión, rápidamente se vio reflejada en el éxito de este, quedándose en él durante ocho años. En enero de 1984, fue llamada por una estación de televisión de Chicago para presentar su propio programa matutino, A.M. Chicago, el cual rápidamente se posicionó entre los espectáculos más populares. Más tarde, este pasó a llamarse The Oprah Winfrey Show, el cual después de un año de éxito local, se transmitió a nivel nacional para prontamente convertirse en uno de los programas más populares de todo Estados Unidos. A la audiencia le encantaba ver su estilo natural, tanto que The Oprah Winfrey Show se emitió a nivel nacional durante 25 temporadas desde el 8 de septiembre de 1986 al 25 de mayo de 2011. Por 25 años, millones de telespectadores siguieron a la presentadora en cada una de las entrevistas, pues además de captar la atención por su empatía, era fascinante ver el tono íntimo, profesional y ameno que le daba a cada presentación. Temas como la superación personal, el altruismo y la espiritualidad se convirtieron en los más especiales de este programa, sobre todo si venían de invitados como Michael Jackson, Ellen Degeneres, Tom Cruise, Barack Obama, entre otras célebres personalidades. Durante el tiempo que The Oprah Winfrey Show estuvo al aire, recibió diversos premios de Daytime Emmy Awards, Premios People’s Choice, Premios GLAAD, etc.

    “El mejor descubrimiento de todos los tiempos es que una persona puede transformar su futuro solo con cambiar su actitud”.

    La presentadora se convirtió en un verdadero ícono de la televisión con su programa. Sin embargo, desde 1985 ya se había ganado el cariño de muchos por su interpretación como Sofía en El color púrpura, una cinta que refleja lo que muchas personas de color vivieron antes de la liberación de la esclavitud. Su actuación fue tan elogiada que, le valió nominaciones a un Oscar y un Globo de Oro como Mejor Actriz de Reparto. “La todopoderosa” también creó en 1986 a Harpo Productions, una compañía con la que se incorporó a la producción de cine y televisión. Su presencia también comenzó a notarse en la industria editorial después de que, en 1996, comenzará un club de lectura al aire. En 1999, recibió la medalla de oro del 50 aniversario de la National Book Foundation por su servicio a libros y autores. Además, es autora de cinco libros de superación personal basados en sus experiencias.

    Su interés por cuestiones culturales y sociales, la motivaron a crear una fundación que lleva su nombre, dedicada a brindar apoyo y recursos a niños y mujeres alrededor del mundo. Su nobleza también se vio en 2007, cuando financió la construcción de la escuela Academia de Liderazgo para Chicas Oprah Winfrey, en una localidad surafricana de Henley-on-Klip, al sur de Johannesburgo. Además, apoya a otras organizaciones de caridad como A Better Chance, Better Family Life, entre otros proyectos. Su legendaria generosidad se ha visto de diversas maneras, pero una de las más peculiares fue cuando celebró el comienzo de su vigésima temporada en la televisión nacional, regalándole a cada miembro de la audiencia del estudio un automóvil Pontiac nuevo.

    La multimillonaria ejecutiva de medios y filántropa es una mujer con los pies en la tierra, que a pesar de ser una de las figuras públicas más respetadas y admiradas de la actualidad, nunca ha perdido la esencia que demostró la primera vez que apareció en pantalla. Convertirse en la presentadora de programas diurnos más vista en la televisión es el resultado de su valentía, confianza en sí misma y mucho esfuerzo. Cuando las personas nos comparten sus historias no solo nos permiten conocer las circunstancias que los hicieron desarrollarse, sino también se convierten en nuestras fuentes de inspiración.

     

    “Confío en que todo sucede por una razón, incluso cuando no somos lo suficientemente sabios como para verlo”.

    Otros Artículos

    PUBLICIDADspot_img
    PUBLICIDADspot_img
    Close Bitnami banner
    Bitnami