miércoles, marzo 22, 2023
More

    DUBÁI

    “EL EDÉN DEL ORO”

    “EL EDÉN DEL ORO”

    Ostentosa, extravagante y fascinante, de esta manera puedo describir a la ciudad más famosa de los Emiratos Árabes Unidos: Dubái. Teniendo 188 años de existencia en la costa sureste del Golfo Pérsico, este espectacular destino es, sin duda, “otro mundo”, que en los últimos 40 años ha enfatizado su fascinación por el brillo del oro; además de convertirse en uno de los centros más importantes de los negocios internacionales y uno de los mercados financieros más influyentes de ese país.

    Ahora es casi imposible creer que Dubái paso de ser una aldea donde los habitantes se dedicaban a la pesca, ganadería y agricultura para subsistir; a una ciudad despampanante que posee hoteles, restaurantes y tiendas de lujo, coches de alta gama y edificaciones exclusivas que le han dado 103 Guinness World Records. En esta ciudad todo es posible, tiene todo lo que cualquiera sueña ver y desea vivir de la clase alta, así como el hospedarse en el Burj al Arab (en español, Torre de los árabes), un hotel cuya construcción tardó cinco años (1994 a 1999), que está sobre una isla artificial en la playa de Jumeirah, y que es catalogado como el único con siete estrellas por su sofisticada estructura, la cual está inspirada en una embarcación a vela; y si hablamos de su diseño interior se puede destacar que en muchos de sus detalles se utilizaron grandes cantidades de mármol de Macael, tercipelo y hojillas de oro; además de que cuenta con 9 restaurantes que le han sumado 7 estrellas Michelin.

    Burj Khalifa.

    Deep Dive Dubai.
    Deep Dive Dubai.

    Definitivamente, entre otras de sus destacadas construcciones está el Burj Khalifa, un rascacielos que desde hace 11 años ha tomado el título como el “edificio más alto del mundo”, según la página oficial de Guinness World Records, en la cual señalan que este monumento ha sobrepasado con 828 metros de altura y 163 pisos, a la Torre de Shanghai y a la Torre Real del Reloj de la Meca. Su construcción estuvo a cargo del renombrado arquitecto Adrian Smith, quien se basó en una abstracción del lirio araña o Hymenocallis y en un estilo neo-futurista para diseñar su estructura. Burj Khalifa destaca por su estilo, por su imponente altura y por ser el mejor sitio para contemplar todo Dubái. Curiosamente este edificio se iluminó con el verde, blanco y rojo de nuestra bandera mexicana el 15 de septiembre del año pasado, esto como gesto de los Emiratos Árabes Unidos a México por el 210 aniversario del inicio de la independencia.

    Dubai Miracle Garden.

    Dubái se ha dispuesto a romper récords una y otra vez, dándole paso a varios reconocimientos, como tener al “jardín de flores naturales más grande del mundo” llamado Dubai Miracle Garden, el cual tiene 72,000 m² pintorescos y perfumados con más de 150 millones de flores y plantas. En él se puede apreciar casas, arcos, autos y hasta un avión cubiertos de coloridas flores, así como la creación de estructuras de personajes de Disney, osos, mariposas, entre otras muchas formas. Aunque sería estupendo que el parque estuviera abierto todo el año, no es posible, dado que de mayo a septiembre aumentan las temperaras en la región. Es por ello que abren sus puertas a principios de octubre hasta el mes de abril, logrando mantener las flores frescas por medio del método de goteo con aguas residuales. Cada año, Dubai Miracle Garden presenta diferentes atracciones y actividades en sus diferentes zonas, pero las 3 más asombrosas son: el Butterfly Garden, pues, además de tener una forma redonda diseñada en 3D, cuenta con más de 15,000 mariposas de 26 especies; el Flower Watch, un gran reloj de flores que van cambiando según cada estación del año; y el Aromatic Garden, una zona donde se aprecian plantas aromáticas y medicinales de más de 200 países.

    Dubai Miracle Garden.
    Fuente de Dubái.

    Es curioso que el 70% de los ingresos monetarios de este país dependa de su turismo, cuando antes se basaba mucho más en el comercio de perlas y en la industria petrolera. Sin embargo, es de reconocerse que los dubaitís han hecho hasta el momento un gran trabajo para convertirlo en el lugar turístico número uno del mundo, sobre todo con la edificación de islas artificiales, como Palm Jumeirah, para la cual se requirió de 94 millones de metros cúbicos de arena, misma que dicen podría ser utilizada para formar una pared de seis metros de altura que le daría tres vueltas a la Tierra. Esta gran isla con forma de palmera datilera aloja residencias privadas, hoteles y sitios de ocio.

    Palm Jumeirah.
    Zoco del Oro.

    El color dorado es, sin duda, el favorito de los dubaitís, lo que hace muy evidente su gusto por convertir o cubrir las cosas con este elemento, así como en los helados, en un cajero automático que dispensa lingotes de oro, paredes, etc. Pero lo más sorprendente es que han creado el Zoco del Oro, un mercado repleto de tiendas que tiene a la venta en menudeo y mayoreo joyas y artículos de oro, diamantes, entre otras piedras que resplandezcan. Además, en este sitio se ubica la obra Najmat Taiba, el anillo de oro más pesado del mundo de 21 quilates, con 5,17 kilogramos de diamante y con un peso total de 58.686 kg.
    Como todo en este lugar es de “otro planeta”, es digno de mencionar su más reciente atractivo turístico y que ya ha batido récords, el Deep Dive Dubai, la cual dispone de la piscina para bucear más profunda del mundo con una profundidad de 60,02 metros, 14 millones de litros de agua tibia y una ciudad hundida. Esta original creación brinda una experiencia inusual, dado que al sumergirse se puede bucear por un apartamento, garaje o sala de juegos, además de que cuenta con sistemas de sonido e iluminación de última generación que crean una variedad de ambientes submarinos. En Deep Dive Dubai, además de tener la piscina, cuenta con la cámara hiperbárica más avanzada de la región, una tienda de buceo, una tienda de regalos, un restaurante y una variedad de espacios para reuniones y eventos.

    Burj al Arab.

    Para esta ciudad no hay imposibles; ha batido tantos récords que tiene hasta su propia oficina de Guinness World Records. Dubái es una ciudad con un veloz y dinámico ritmo de vida, que nos está demostrando su alto potencial para ser una de las ciudades más sorprendentes del mundo. La extravagancia y originalidad está en todas partes, comenzado por sus lujosas torres, las carreras de camellos, las paradas de autobús con aire acondicionado, el esquiar en medio del desierto, el que las flotas de policías conduzcan autos inteligentes, en todo, absolutamente en todo.

    Otros Artículos

    PUBLICIDADspot_img
    PUBLICIDADspot_img
    Close Bitnami banner
    Bitnami